Viga de acero

Vigas de acero

Constituyen un elemento primordial en la construcción, más allá del material con que estén construidas. Esto dependerá del tipo de obra que se esté desarrollando, lo que también condicionará las medidas de la viga.

Las vigas están hechas para contener y sostener pesos, presiones y también flexión y tensión. La característica predominante estará sujeta a la finalidad que tenga la viga. De cualquier manera, es posible hacer un cálculo teniendo en cuenta el material con que está confeccionada, para saber qué es lo que puede soportar.

Históricamente se han utilizado vigas de distintos materiales y para infinidad de construcciones. En principio eran de madera. Luego, con la evolución de la tecnología y los avances de la industria se comenzaron a fabricar con hierro y, poco más tarde, con acero.

El acero tiene la característica de ser isotrópico y las vigas de acero son más resistentes que las de madera o de hormigón. Además, están preparadas para la tracción y la compresión y son más livianas.

En el siglo XIX se utilizaba el hormigón para fabricar vigas y, prácticamente al mismo tiempo, comenzó a utilizarse el hierro como material, aunque en esa misma época también se empezó a usar el acero.

Los principales usos de las vigas de acero

Uno de los usos más importantes que han tenido las vigas de acero es como parte de la construcción de puentes. Estas piezas se fabrican de acuerdo a la estructura del puente que se desea instalar.

Los primeros puentes que se construyeron se hicieron con vigas de madera. Uno de los más conocidos es el construido por el soberano de Persia, Jerjes, en el año 418 AC, con vigas de ramas y troncos. 

Recién en 1840 se construyó el primer puente con vigas de hierro. Luego, en general, se utilizaron vigas de acero. Ese es el caso de los más emblemáticos y gigantes que supo concebir la humanidad, como el de Brooklyn en Nueva York o el Golden Gate, ubicado en la ciudad también norteamericana de San Francisco.

El mayor avance que se alcanzó en esta materia es la viga reticulada electrosoldada de acero. Ésta se conforma por un alambre superior a todo el largo de la viga y un par de alambres de acero inferiores de consistencia nervurada, que se hallan unidos por dos estribos de acero en manera de zigzag, soldados a ambos lados de la viga.